27 de mayo

Estaba en un campo. Estabamos con un grupo de gente, veía a mi familia, a Sofía y su familia y teníamos todos que encontrar unas pirámides o lugares energéticos para liberarlos de algo. 

De repente, Sofía me hacía acuerdo que me llevue el control remoto de su casa y que seguramente Fernando, su esposo se disgustaría. A eso nos habían dicho que debemos movernos a un nuevo punto energético que descubrieron. Cada punto energético, este era como una pirámide de espiral, tenían unas columnas metálicas con una bola en la parte superior que lo rodeaban. Lo que teníamos que hacer era moverlos, para limpiarlos… Cuando de repente paaf! Cayeron bolas de blancas, como perlas, eran hermosas, puras. En ese momento Fernando llegó, no parecía molesto, pero quería saber donde estaba su control remoto. Entonces fuimos a un lugar cercano y le dije que yo tomé el control y se lo devolví. Estaba tranquilo y me dijo, para estar igual me daría algo y me regaló una libreta. 

Después de eso, intuitivamente le pasé la bola de energía por el rostro, como limpiándolo. 

El sueño se acaba, cuando seguía moviendo las columnas para liberar esa energía de los templos. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s